La silueta en blanco de un jugador, marcando la separación entre los colores rojo y azul. Seguro que no tardamos ni un instante en reconocer el famosísimo logo de la NBA. La competición americana de baloncesto y Meca de dicho deporte lleva décadas luciendo una imagen más que emblemática. Una inconfundible seña de identidad que tiene a un emblemático jugador como auténtico epicentro.

No es Michael Jordan, Larry Bird, ni ninguna de las estrellas que podríamos imaginar. El tipo del logo de la NBA no es otro que Jerry West. El jugador de Los Ángeles Lakers destacaba en las décadas de los 60 y los 70. De hecho, también entrenaba a los Lakers entre 1976 y 1979. Después de 9 finales, el bueno de West lograba un más que merecido título de NBA que venía a sumarse a la medalla de oro lograda en las Olimpiadas de Roma 1960.

Jerry West

¿Qué tenía de especial Jerry West? Pues, además de ser un jugador excepcional, magnífico defensor y brutal anotador (hoy sigue siendo el 21ª máximo convertidor de la historia) , el hombre que se pasó los 14 años de su carrera en los Lakers tenía una virtud incomparable: su sangre fría. Mr. Clutch (así se le conocía) era de los que cogían el balón cuando las coas estaban más feas. West era de esos que se jugaban la última bola y que la clavaban. Memorable fue su lanzamiento desde 18 metros para mandar la prórroga el tercer partido de las Finales contra los Knicks de 1970. Una auténtica leyenda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.