Increíble el uso que le dieron a la guillotina en suelo francés. Como todos sabemos, la Revolución Francesa encontró su gran icono en la mortal máquina de ejecuciones. En unos tiempos en los que el pueblo decidió levantarse y poner las cosas en su sitio, no todo fue envidiable. De hecho, Francia asistió a un periodo oscuro liderado por la figura del temible Robespierre.

Fue el llamado Reinado del Terror. Entre septiembre de 1973 y la primavera de 1974, la represión de los revolucionarios y el terrorismo de estado se impusieron a cualquier otra consideración. Concretamente fue el 5 de septiembre de 1793 cuando la Asamblea Nacional votó a favor de reprimir cualquier actividad contrarrevolucionaria. El Comité de Seguridad Pública, liberado por Maximilien Robespierre, empezaba a mandar a la guillotina a cualquiera por sus opiniones políticas. de hecho, los civiles eran condenados sumariamente por los tribunales revolucionarios sin que hiciese falta demasiada excusa.

Maximilien Robespierre

Fueron entre 15.000 y 30.000 las cabezas cortadas durante ese tiempo. Casi 100 personas al día pasaban por la guillotina en un periodo que vino a llamarse el Reinado del Terror y que terminaría definitivamente con el guillotinamiento de Robespierre el 28 de julio de 1974. Una auténtica locura y un baño de sangre el de aquellos terribles meses en los que el pueblo francés coreaba cada caída de la temible cuchilla.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.