Entre pillos anda el juego… Cuando la Segunda Guerra Mundial dio comienzo, España no estaba para muchas mandangas. Tras una Guerra Civil de tres años, el suelo estaba cubierto de sangre y destrucción. Terrible situación la que se vivía en nuestro país. Así, el comienzo del conflicto mundial nos pillaba sin mucha energía como para alinearnos con ninguna de las partes de la contienda.

Sea como fuere, Franco nunca ocultó su simpatía por la causa Nazi. De hecho, en más de una ocasión se produjeron contactos para sumarse a la gran guerra, lo que nunca se hizo efectivo. No es que el dictador español no quisiera. Era más bien que no podía. Así, España pasa de ser “neutral” a “no beligerante” o, lo que es lo mismo, toma partido por un bando pese a no entrar en la lucha.

Sin embargo, un contingente de voluntarios españoles se unía al ejército nazi en su lucha contra la Unión Soviética. Eran anticomunistas convencidos. Fascistas de pedigrí amparados por el dictador. Ni más ni menos que 50.000 hombres que se vinieron a llamar la División Azul y cuyo objetivo no era tanto el apoyo a los alemanes, como su odio a los rusos. Agradecimiento por la Legión Cóndor y su ayuda a la causa de Franco, claro está.

División Azul

Sea como fuere, lo cierto es que la mayoría de los soldados españoles se sumaron a la batalla de Leningrado y las contiendas relacionadas con la misma. Luchaban con un odio visceral contra en comunismo, lo que provocaba un respeto fuera de lo común por parte de los nazis. Los miembros de la División Azul era, por decirlo de alguna manera, peculiares en su aspecto, pero sorprendentemente feroces en esa convicción de luchar contra los rusos.

“Si cuando estáis en el frente os encontráis con un soldado sucio, con las botas rotas, el uniforme desabrochado y mal afeitado, cuadraos ante él. Es un héroe, un español”. Así de contundentes eran las palabras del Comandante General de la Wehrmatch, Jürgens. Y es que el respeto de los nazis a las tropas de la División Azul era infinito. Mala cosa si le pareces un héroe a los nazis…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.