Desde hace unos cuantos siglos, es difícil convertirse en figura histórica respetada al margen del cristianismo. La religión de los victoriosos ha provocado que cualquiera que les hiciese frente a los “buenos” de la historia terminase convertido en una suerte de monstruo sanguinario. No es más que un ejemplo aséptico de que la historia siempre la escriben los ganadores y la razón principal por la que nombres tan ilustres como el de Ragnar Lodbrok hayan permanecido en la oscuridad durante demasiado tiempo. De hecho, todo seguiría igual de no haber sido por la irrupción de la exitosa serie Vikingos, cuyo argumento gira alrededor de su figura.

No hay demasiados detalles que puedan fijarse con certeza alrededor de Ragnar Lodbrok. Hay quien habla de que pudo nacer a mediados del siglo VIII, pero todo apunta a que vivió entre el año 820 y el 865. Muchos son los pasajes históricos en los que aparece la figura de Ragnar, pero la realidad es que las leyendas parecen haber congregado en él las incontables azañas de varios héroes vikingos. Sea como fuere, si una realidad es innegable es que el rey de Suecia y Dinamarca y fundador de su casa dirigió el asedio a París en el año 845. Más allá de eso, muchas dudas.

Ragnar Lothbrok real

No está claro de qué territorios fue rey, como tampoco son conocidas con certeza las contiendas de las que formó parte. Sea como fuere, si resulta constatable el afán de conquista de un tipo que aportó una distancia diferente a los horizontes vikingos. Y es que Ragnar Lodbrok, que se consideraba a sí mismo hijo de Odín, estaba empeñado en viajar más allá que cualquiera y extender sus redes por lo desconocido. Así, sus primeras incursiones por el Báltico no resultaron más que el precedente de su ataque a París. Fueron 120 barcos y 5.000 hombres los que desembarcaron en el Sena, asediando la capital del reino de Francia. De hecho, Carlos II el Calvo (nieto de Carlomagno) terminaba pagando 7.000 libras de plata y oro a los invasores para lograr liberar París. Esa era la táctica de un tipo que arrasaba ciudades y asediaba tierras cristianas con el objetivo de conseguir un tributo para su marcha.

Ragnar Lothbrok asedio a París
Ragnar Lodbrok y sus hombres en el asedio a París (año 845)

A lo largo de los siguientes años, las islas británicas se convirtieron en el objetivo de Ragnar Lodbrok. En Inglaterra desplegaría su famosa táctica con éxito, pero todo se iría al traste en Northumbria, donde el famoso héroe vikingo encontraría la muerte a manos del enigmático rey Aella.

Como empezábamos apuntando, nada está claro del todo alrededor de la figura de Ragnar Lodbrok. Sin embargo, de lo que no hay duda alguna es de que su nombre provocaba que medio mundo se echase a temblar. Mitad real, mitad leyenda la historia del guerrero más temido del Valhalla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.