Es el criminal más misterioso de la historia. En 1988, varios asesinatos empezaban a perturbar la tranquilidad del londinense barrio de Whitechapel. Cada cierto tiempo se encontraba el cuerpo sin vida de una prostituta. Hasta cinco fueron las mujeres asesinadas en ese tiempo de una forma más que cruel. Cortes en la garganta, en la zona genital, en el abdomen… Era el modus operandi de un tipo que desfiguraba a sus víctimas y que extirpaba sus órganos. Era el modus operandi de Jack el Destripador.

La Policía Metropolitana de Londres y Scotland Yard estaban en jaque. Cinco brutales asesinatos confirmados y otros cuantos que bien se le podían atribuir al mismo asesino en serie en años posteriores. Sin embargo, nadie era capaz de capturar a Jack el Destripador. El sádico asesino jamás sería identificado…

Fueron más de cien sospechosos y años de investigación, pero sin resultados satisfactorios. De hecho, el asesino incluso se permitía el lujo de enviar cartas a la policía cuya autenticidad s da por probada. Avisaban de lo que iba a ocurrir y ocurría.

James Maybrick
James Maybrick, el comerciante bajo el que se escondía Jack El Destripador

Mucho ha llovido desde entonces, pero el tema todavía sigue dando que hablar. Una incógnita la de la identidad de Jack el Destripador que podría haber sido resuelta al fin. Y es que desde hace 25 años, historiadores e investigadores trabajaban sobre un diario cuya autenticidad ha sido finalmente probada. El mismo, escrito por James Maybrick, confirmaba que los asesinatos habían sido cometidos por su mano. Este comerciantede algodón guardaba el manuscrito bajo los tablones del suelo de su vivienda en 1889. Detalles de los asesinatos hacen más que probable que Maybrick fuese el asesino en serie más famoso de la historia. La resolución definitiva de una incógnita de más de un siglo… o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.