Ver este símbolo, automáticamente nos traslada a tiempos de vergüenza e infamia humana. Y es que hubo unos días en los que unos hombres decidieron sembrar de dolor medio mundo. Unos tipos que lucían esvásticas en uniformes, brazaletes y banderas.

La esvástica es el símbolo nazi por excelencia. Esa suerte de cruz quedaba marcada por el uso que Hitler y sus fieles le daban en su día, provocando que quedase desvirtuada y asociada a la vileza humana para toda la eternidad. Sin embargo, el significado de la cruz esvástica siempre fue bien distinto en muchas culturas.

No la inventaron los nazis. La esvástica existía desde mucho antes de que Adolf Hitler y los suyos empezasen a sembrar el pánico. Para budistas e hinduistas se trataba de un objeto de culto en el que se empleaba como símbolo se buena suerte. De hecho, no son pocas las estatuas de Buda en las que podemos encontrar esvásticas en su pecho. Y es que, además de eso, suele ser símbolo asociado a la iluminación y al Sol. al dios del trueno Thor lo asociaban los pueblos nórdicos.

Buda esvástica

Pese a todo eso, la esvástica nunca volverá a tener la misma consideración para el conjunto de los mortales. Y es que el símbolo de la luz y la buena suerte terminaba convertido en bandera del horror.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.