Corría algún momento entre el 12 de abril 1861 y el 13 de mayo de 1865. Estados Unidos tenía la guerra en casa. El norte, la Unión, batallaba contra los 11 estados unidos del sur. No voy a entrar en detalles sobre esta escaramuza, pero la gente del sur era un pelín esclavista.

Un viejo lobo de guerra, apuntaba victorioso en letras mayúsculas en la gran pizarra de un colegio que sacaba a la plaza: “0 KILLS”, es decir, “0 muertos”, cada vez que así sucedía en alguna de las batallas. Cuando este buen soldado sacaba la pizarra con la buena noticia a la plaza, un grito de alegría recorría las calles del pequeño pueblo del norte de los Estados Unidos. De hecho, era tanta la alegría que la gente lo introdujo en su repertorio habitual con gran ánimo. Se decían:

  • ¿Qué tal va todo?
  • Perfecto. 0 Kills.
El origen de la palabra OK
Ese sureño huele a chamusquina.

Y de ahí, el resto es historia, os podéis imaginar la deformación natural del 0 Kills en 0K y finalmente en OK.

Bien, esta es la historia que más me gusta en lo referente al origen de una de las palabras más utilizadas a día de hoy en todo el mundo. Sin embargo, parece ser que no fue esta la historia real de su origen. Ooooooh. Many kills para todos.

Vayamos a las referencias más importantes en cuanto a gramática inglesa se refiere: el diccionario de Oxford. Según él, hay varias teorías que paso a exponer:

  1. Es una manera coloquial, e incluso cómica de decir “oll korrect”. La primera vez que se tiene constancia fue el 23 de marzo de 1839, en el Boston Morning Post.
  2. En la etimología de OK, vienen otras opciones de que sea una especie de préstamo de otras lenguas. No se sabría si es del escocés, del francés o incluso de alguna lengua del África occidental.
  3. Por último, nos encontramos con el bueno de “Old Kinderhook”, el apodo con el que llamaban a Martin Van Buren, el presidente de los Estados Unidos de Ámerica entre 1837 y 1841. Kinderhook, es la ciudad de donde procedía el presidente, en el estado de Nueva York. Este mote, pasó a eslogan electoral con O.K. como siglas y fue corriendo como la pólvora en ciertas ciudades afines a él como símbolo de la victoria.

El origen de la palabra OK

Efectivamente este origen no es tan llamativo como el de la batalla, pero maldita sea, tiene su parte épica también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.