Puede que haya series mejores (lo dudamos profundamente), pero seguro que no existe personaje televisivo a la altura del Walter White de Bryan Cranston. El inolvidable profesor de química que pasa a fabricar meta azul después de que le diagnostiquen un cáncer terminal es lo mejor que nos ha pasado nunca a los seriéfilos. Ese perdedor que mutaba en el temible Heisenberg debería ser declarado patrimonio de la humanidad.

Diez años han pasado desde aquellos días de cocina en la caravana en los que el bueno de Walter perdía sus pantalones en mitad del desierto. Era el comienzo de Breaking Bad. Por aquel entonces todavía no sabíamos lo que íbamos a disfrutar. Tampoco teníamos ni idea de la cantidad de personajes memorables con los que nos cruzaríamos a lo largo de las siguientes cinco temporadas.

Breaking Bad

Jesse Pinkman, Skyler, Hank, Marie, Gus Fringe, Saul Goodman, Walter Jr., Mike y, como no, Walter White. Todos ellos se reunían en las páginas de Entertainment Weekly para celebrar el décimo aniversario del comienzo de la serie. Al frente de todos ellos, Vince Gilligan, creador de la serie. Nostalgia disparada al recordar unos tiempos gloriosos. Grande Breaking Bad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.