La pequeña pantalla ha cambiado profundamente a lo largo de los últimos años. El «boom» de las plataformas de streaming y la multiplicación de los canales de televisión han traído aparejada una especie de edad de oro de las series. Son muchas más y su calidad se ha disparado. Grandes presupuestos, las más rutilantes estrellas y los mejores creativos. Parece mentira que hace una década nada de esto existiese.

Nuestro viaje de hoy nos lleva a un tiempo en el que las series de televisión no abundaban tanto, lo que provocaba directamente que propuestas de géneros más minoritarios no encontrasen hueco alguno. Así, en un contexto poco propicio, nacía una obra maestra de la ciencia-ficción hoy todavía recordada y titulada V.

Una raza alienígena se planta en la Tierra con supuestas intenciones cordiales. Sin embargo, un reportero pronto descubre que las intenciones de los extraterrestres son bien distintas, ya que bajo su aspecto humano se esconden una suerte de reptiles cuyo gran objetivo es el de colonizarnos y devorarnos. Así se presentaba la famosa ficción que lograba pegar ante la pantalla a millones de espectadores en 1984.

V serie

Era realmente trepidante. V tenía un argumento de esos que atrapan, una puesta en escena más que digna y todos los grandes ingredientes de la buena ciencia-ficción. Así, poco tardaba en convertirse en una de las series más aclamadas de la historia. Parece mentira que solo fuesen 19 los capítulos de una serie tan gloriosa y mítica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.