No se puede entender que no funcionase. Allá por el año 2009, la ABC decidía jugársela con un proyecto de lo más arriesgado. Su intención no era otra que la de lanzarse con un remake de V, una de las series más aclamadas de la historia. De hecho, el peligro se multiplicaba al entrar en juego una fan base de auténticos devotos, lo que siempre te expone a sus furibundas cuchilladas.

Eran 22 los capítulos en los que nos reencontrábamos con la llegada de unos extraterrestres de apariencia humana y con intenciones, a priori cordiales. Sin embargo, como ocurría en la serie de 1984, pronto descubríamos que los alienígenas albergaban, bajo su piel sinténtica, un aspecto reptiliano. Por si no fuese suficiente, encima sus planes no eran otros que el de someter a la humanidad y alimentarse de nosotros. Unas joyitas, vamos.

V remake

Así las cosas, la nueva V nos ofrecía 22 capítulos que eran recibidos con recelo y que, de hecho, quedaban lejos de triunfar. Gran error, ya que la propuesta de la serie resultaba brutal. Ya no es solo que sus actores estuviesen sensacionales o que todo resultase, como mínimo, tan trepidante como en la V original, sino que encima lucía un trasfondo social y político realmente interesante. La guinda llegaba con unos efectos visuales más que potentes. Todo virtudes para una ficción denostada.

remake de la serie "V"
¿Pero qué ha podido fallar?

Es una lástima que, en estos tiempos de infames remakes, cuando uno da la talla se encuentre con que el público le da la espalda. “Viejo” no siempre significa “mejor” y V es la mejor prueba de ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.