Son las tres obras más aclamadas de la pequeña pantalla. Pese al éxito de otras muchas producciones, ninguna serie en la historia de la televisión goza de la aclamación de Los Soprano, The Wire y Breaking Bad. Adoradas por la crítica e idolatradas por los sectores más puristas del público, ninguna otra obra parece ser capaz de igualar el nivel de semejantes maravillas. Pese a estar edad de oro de las series de televisión y a encontrarnos con innumerables series gloriosas, nadie se atreve a añadir una cuarta ficción a estas tres. Sin embargo, hay una que se lo está ganando a pulso.

Martin Freeman y Billy Bob Thornton Fargo 1

No deja de ser una opinión subjetiva, pero ¡Qué demonios! Fargo bien se merece un hueco junto a esta terna de obras maestras. Son ya tres las temporadas que Noah Hawley nos ha regalado en los nevados parajes. Cuando nos encontramos con la primera de ellas, todos pensamos que aquellos brillantes diez capítulos no podían obedecer más que a una mezcla de sagacidad y fortuna, pero eso ya no cuela. Fargo es uno de los trabajos más perfectos de cuantos hemos visto en la pequeña pantalla. Difícilmente se puede encontrar algo parecido a lo que Hawley ha construido a partir del espíritu de la película de los Coen.

Así, a día de hoy, comenzamos a atrevernos a decir que Fargo se merece un hueco junto a Los Soprano, The Wire y Breaking Bad. De hecho, la única razón por la que no lo vamos gritando por la calle es porque todavía no ha finalizado. En cualquier caso, conviene apuntar a que el nivel no ha hecho más que subir con cada temporada. Tan buena es la serie, que el mero hecho de que la tercera tanda de capítulos solo haya sido muy buena ha provocado cierto recelo entre los seriéfilos.

Kristen Dunst Fargo 2

Esperamos cuarta temporada ansiosos. Y es que Fargo es crema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.