Todos los grandes canales y plataformas de series empiezan a afilar sus cuchillos. A principios de 2019, la HBO podrá punto y final a Juego de Tronos, la serie que ha marcado el paso a lo largo de estos últimos años. El mayor fenómeno televisivo que se recuerda se despedirá con una última temporada que promete ser gloriosa y que dejará un hueco enorme en los corazones de millones de seriéfilos en todo el mundo.

Lo de “a rey muerto, rey puesto” nunca fue tan cierto como en Juego de Tronos. Y precisamente eso es en lo que están pensando todos. En el preciso instante en el que escuchemos la sintonía de la serie por última vez, muchos serán los productos que saltarán a escena con la firme intención de hacerse con unos espectadores que se enfrentan al vértigo que todo final de gran serie acarrea. Muchos querrán llevárselos a su terreno, pero Netflix ya les ha tomado la delantera a todos.

The Witcher

Llegará en la primavera de 2019 (qué coincidencia) y será la serie más ambiciosa de la compañía. Efectivamente, Netflix ha puesto gran parte de sus esperanzas de cara al futuro en The Witcher. La adaptación de las sensacionales novelas de Andrzej Spakowski, convertidas en videojuegos con igual éxito, tendrá ese aire medieval que tan bien ha entrado con Juego de Tronos, además de una dotación presupuestaria que hace temblar.

Geralt de Rivia es uno de los últimos brujos que quedan en la Tierra. Su papel, así como el de sus compañeros, es el de cazar monstruos. Genéticamente modificados desde su juventud, los brujos desplegarán sus habilidades sobrenaturales para cumplir su misión. No hay rubias ignífugas, pero The Witcher pinta muy bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.