Se veía venir. Cuando conocimos que la HBO trabajaba en la adaptación televisiva de la obra de Gillian Flynn, Heridas abiertas, nuestro detector de joyas televisivas empezó a pitar de forma descontrolada. De hecho, casi salta por los aires tras confirmarse que Amy Adams y Patricia Clarkson serían sus dos grandes protagonistas. La cita se volvía imprescindible para todo seriéfilo de pro.

Eso de acudir con las expectativas disparadas siempre es un arma de doble filo. Cierto es que te impulsa a plantarte ante el producto sabiendo poco de él, pero también se dispara el riesgo de decepción. Pues bien, en Heridas abiertas se produce ese extraño panorama en el que pensabas que iba a molar mucho y es todavía mejor de lo que imaginabas. De hecho, la miniserie resulta una joya de niveles difícilmente calibrables.

Heridas abiertas es la mejor serie del año

Dos jovencitas asesinadas, una periodista con serios problemas psicológicos que vuelve a su pueblo natal para cubrir la noticia, un entorno enfermizo, una comunidad extraña y una madre neurótica. Esos son solo algunos de los detalles argumentales con los que se presentaba la serie. Suficientes como para dejarnos seducir. La cosa es que, después de entregarnos a los 8 episodios de la serie, no hemos tardado en descubrir que todo va mucho más allá. El trabajo a la hora de construir a los personajes es de esos que deberían estudiarse en las escuelas de cine. El director Jean-Marc Vallée va creando una tela de araña en la que quedamos atrapados. Una tela en la que las arañas son los fantasmas del pasado, el dolor y la oscuridad.

Heridas abiertas es la mejor serie del año

Algún día tendrá que reconocerse a Amy Adams como una de las mejores actrices de la historia del cine. En su espalda recae gran parte del peso de una trama cargada de suspense y en la que la inquietud nos va calando hasta los huesos hasta estallar en un grito de dolor. Brutal esta Heridas abiertas. Sin lugar a dudas, la mejor serie del año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.