Se ha liado pardísima. Desde hace más de un año, todos estábamos esperando por un nombre: El del actor encargado de dar vida a Geralt de Rivia. Cuando Netflix anunció el desarrollo de una serie de The Witcher, las ilusiones de millones de fans de las populares novelas de Andrzej Sapkowski (y del videojuego) se disparaban. Muchos empezaban a especular sobre cuál sería el actor ideal para meterse en la piel de su protagonista, pero ninguno lograba tan siquiera acercarse a lo que Netflix tenía en mente.

Sin que nadie lo viese venir, Henry Cavill se convertía en el rostro principal de The Witcher. Mientras el genial Mads Mikkelsen ocupaba el primer lugar en todas las quinielas, la plataforma de streaming salía por donde nadie se esperaba. Mucho más joven y apuesto que Geralt de Rivia, las críticas se sucedían. Por suerte aquí estamos nosotros para defender al bueno de Henry.

Henry Cavill Geralt de Rivia

Vale que el físico de Cavill no se ajusta demasiado a lo que teníamos en mente para The Witcher, pero la realidad es que este detalle no debería preocuparnos demasiado. Nada que no se pueda arreglar con una apropiada caracterización. Sin embargo, no son pocos los que han aprovechado para arremeter contra las capacidades interpretativas de Henry Cavill. Gran error. Y es que, independientemente de que Superman le haya obligado a una reducción de emociones, la trayectoria de Cavill le avala. Desde Los Tudor a Misión Imposible: Fallout, pasando por Operación U.N.C.L.E., la realidad es que su buen hacer ante las cámaras está fuera de toda discusión. El chico tiene talento y magnetismo.

Así las cosas, nuestra recomendación es la de darle la oportunidad de mostrarnos lo que sabe hacer antes de criticarle, porque nos da en la nariz que Henry Cavill será un Geralt magnífico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.