No lo vimos venir. Mientras millones de fans de los zombis estábamos enfrascados en los descomunales dramas vividos por Rick y los suyos, nuestra preocupación iba en aumento. Y es que, a medida que la ficción de la AMC avanzaba, empezábamos a darnos cuenta de que todo se estaba desmoronando. The Walking Dead había perdido frescura e ideas a pasos agigantados. Un desastre que dura ya tres temporadas y que no tiene pinta de enmendarse en un futuro próximo.

Queridos amigos, podéis estar tranquilos. Los “zombiadictos” tenemos donde caer en blandito. Seguro que recordáis la relativa decepción que suponía Fear The Walking Dead con su estreno hace unos añitos. Pues conviene que le deis una pensada a lo de pasar por alto el sin-off de la AMC, ya que la cosa se ha puesto bien berraca.

Fear the Walking DeadAl mismo tiempo que la octava temporada de The Walking Dead se despedía con la cansina guerra contra Negan y sus Salvadores, esta suerte de filial arrancaba su cuarta temporada. La misma daba el pistoletazo de salida con el esperado cross-over entre las dos series y que llevaba a Morgan a reunirse con Madison Clark y los suyos. Dejando a un lado que el personaje de Kim Dickens se ha convertido en un auténtico pepinazo, lo que no se puede negar es que una serie que comenzó dubitativa, está siendo capaz de encontrar su propio camino e identidad. La monotonía agotadora de Rick y los suyos se rompe a base de bien con una serie que ha empezado a rodar por sí sola.

Entre las incontables razones que nos engancharon a The Walking Dead, una de las principales era la facilidad para construir nuevos arcos argumentales de singular interés. Eso es algo que la ficción ha olvidado, pero que Fear The Walking Dead ha comenzado a hacer con maestría. ¡Queridos fans de los zombis, seguidnos hacia la tierra prometida!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.