Probablemente sea una de las series con las que más hemos disfrutado nunca. Pese a tener solo dos temporadas y 65 episodios, Chicho Terremoto es una de esas ficciones que alcanzaron un éxito desmedido en nuestro país. El descarado y gamberro jovencito iniciaba su andadura a principios de los 80 (su primer episodio era emitido en 1981), pero durante los siguientes quince años el diminuto as del baloncesto tendría sucesivas reposiciones.

Chicho era el Shin Chan de los 80, pero más descarado y carismático. Una de esas series con las que podías partirte la caja a reír. De hecho, es curioso como cambian los tiempos, ya que nos encontrábamos a un chavalillo cuya máxima afición era la de levantar las faldas de las chicas con la esperanza de que su ropa interior sea blanca, su favorita. Efectivamente, puede que nuestro recuerdo esté algo distorsionado por la nostalgia y por lo gracioso que lo veíamos en aquel momento, pero lo cierto es que se las traía…

Sea como fuere, vale más no quedarse demasiado con los detalles. Chicho Terremoto era hijo de otros días, por lo que conviene evitar todo juicio respecto a su argumento. Quedémonos con las pillerías de un pequeño as del balón que lucía así en una inolvidable intro que no sabemos ni cuántas veces escuchamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.