Qué tiempos aquellos… Seguramente, El Principe de Bel-Air sea una de las series más inolvidables de la década de los 90. Durante 6 temporadas y 148 capítulos, la divertidísima comedia de la NBC lo petaba a lo bestia, provocando el nacimiento de legiones de fans que, a día de hoy, todavía siguen creciendo. Y es que el encantador grupo de protagonistas de la serie hacía que nos enamorásemos perdidamente de aquel blanco divertimento.

Cuando echamos la vista atrás, la imagen que a todos se nos viene a la mente es la de un jovencísimo Will Smith con la serie que supuso su salto a la fama. Sin embargo, tanto o más inolvidable es la estampa de ese secundario robaplanos llamado Carlton (Alfonso Ribeiro) en pleno trance musical a cuenta de Tom Jones. Y es que ese pijillo estirado y divertidísimo tiene un lugar de honor en la historia de la televisión gracias a esos ataques de devoción al “tigre de gales” en los que demostraba tener una cadera a prueba de bombas.

Efectivamente, hoy hemos querido recordar aquel glorioso momento en el que el propio Tom Jones irrumpía en el salón de la mansión de los Banks para entonar el It´s not Unusual en compañía de su mayor fan. Para partirse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.