En los años 60, con una España hermética por motivos políticos, y mayoritariamente ajena al movimiento hippie, que avanzaba por Estados Unidos y parte de Europa, unos jóvenes de Sevilla decidieron crear un grupo de psicodelia: Smash. La banda fue de las que que iniciaron la corta historia de este genero en nuestro país. En su creación, mucho tuvieron que ver los militares americanos, que estaban en las bases repartidas por Andalucía y que traían consigo discos aun no editados en la península.

Sus pretensiones no eran pocas, ya que a pesar de ser parte del underground andaluz, consiguieron transcender hasta ser producidos por una gran productora en los años 70 -Phillips- . Con ella, lograron grabar su primer disco de estudio Glorieta de los Lotos, consiguiendo que se les considere, junto a Triana, los percusores de lo que se ha llamado rock andaluz.

Tras dos discos y gracias a Ricardo Pachón -productor de La Leyenda del Tiempo de Camarón- unieron al grupo a Manuel Molina, un conocido y carismático guitarrista y cantaor flamenco. Tras esta incorporación, lograron hacer historia , al ser el primer grupo que fusionaba rock psicodolelico y flamenco.  Trabajo en el que, además, se atrevían a mezclar español e ingles (con lo que cuesta eso en España).

Con ellos se asentaron las bases de esta conjugación de géneros que no ha parado de dar alegrías. Discos como el Omega, que Enrique Morente grabó junto a Lagartija Nick, o  La Leyenda del Espacio”de Los Planetas son claros ejemplos.

Sin embargo, estos trabajos siempre han ido acompañados de la critica del flamenco más ortodoxo. Parecen olvidar que el flamenco fue un género nacido del mestizaje de musulmanes, castellanos, judíos y los gitanos residentes de Andalucía. Ya decía Manuel Molina, cuando cantaba bulería junto a guitarras eléctricas:  Aunque digan lo contrario, / yo sé bien que esto es la guerra, / puñalaítas de muerte / me darían si pudieran.

Seguro que después de leer este articulo, no te parece tan nuevo el debate abierto con la aparición de Rosalía y su supuesta apropiación cultural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.