Definitivamente, algo está cambiando en el mundo. Hace años, te colocaban a un señor con una sábana blanca encima y te cagabas. Sin embargo, los niños de hoy en día parecen veteranos de la Guerra de Vietnam. No hay salvajada que los asuste, lo que el genial Robbie Williams acaba de descubrir con su pequeña Theodora Rose.

El hombre que saltaba a la fama entre aquel dulce grupo de chicos de Take That y que luego lo petaba en solitario con su típico gamberrismo lanzaba, allá por el año 2000, uno de sus temas más famosos. En al álbum Sing When You´re Winning nos encontrábamos con ese temazo titulado Rock DJ. Una canción que era presentada junto a un videoclip tan salvaje, como polémico. En el mismo, Robbie Williams era desollado, se arrancaba los músculos de una forma más que explícita, hacía volar sus vísceras y terminaba convertido en un esqueleto. Una salvajada en toda regla.

Así las cosas, Robbie Williams decidía darle un sustico a su hija pequeña. Un vacile que grababa con la intención de subir a redes sociales y que terminaba en lección de humildad para el artista. Y es que la su pequeña Theodora, lejos de asustarse, le espetaba con tono hastiado un: “Papá, puedes poner un video de Beyoncé, por favor”. Zasca nivel dios.

Kids these days 🙄

A post shared by Robbie Williams (@robbiewilliams) on

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.