Principio del 2016. Los rumores están desatados. Trozos de conversaciones de fuentes sin confirmar hablan de Coachella. Hablan de Axl Rose, Slash y Duff McKagan. Hablan de una posible gira. De un concierto secreto en Los Ángeles. En definitiva, de que la formación original de una de las bandas más grandes de todos los tiempos, Guns N’ Roses, vuelve, y vuelve fuerte. Un sueño que muchísimos estaban esperando, y que poco después se cumplió. O más bien, casi se cumplió.

Guns N' Roses Madrid
El logo de Guns N’ Roses proyectado en la Puerta del Sol de Madrid, anunciando su fecha en el Vicente Calderón | Fuente.

¿Noticia oficial?

A día de hoy, que han pasado casi dos años, no hay ningún tipo de comunicado oficial de la banda. Todo fue surgiendo mediante pistas. La web oficial cambió su estética volviendo al logo que usaba en los 90’, publicando vídeos con imágenes antiguas y mensajes sospechosos. Los promotores extendieron el rumor de que se reunirían para el festival de Coachella y pronto estalló la confirmación con una foto en la cuenta de Instagram de Slash y Duff McKagan (guitarrista y bajista originales), sin decir una palabra.

Guns N' Roses Coachella
El logo de Guns N’ Roses sobre el fondo del cartel de Coachella 2016. Publicada por Slash y Duff, considerados hasta ese momento ex miembros de la banda | Fuente.

Estalló la euforia y todos contentos. Habían vuelto. Y por si fuera poco, se confirmaba también el concierto sorpresa en el Troubadour de Los Ángeles días después. Sólo faltaba el anuncio oficial con un “Hola, somos Guns N’ Roses. Hemos vuelto y te vas a cagar”, y de paso, explicar si era una vuelta temporal o permanente, si habría gira, si habría disco, etc. Pero nada de eso. A partir de ahí, fechas y más fechas. No hacía falta comunicar nada, los estadios se llenaban de lo lindo.

El resto de la formación

Otra incógnita importante era quién se ocuparía de la guitarra rítmica y batería. Siendo una reunión esperábamos qué menos que a Izzy Stradlin y Steven Adler, miembros originales. O en su defecto, por qué no, a Gilby Clarke y Matt Sorum, que sustituyeron a los dos anteriores en la gira de Use for illusion.

Nuestro gozo en un pozo. Los puestos eran para Richard Fortus y Frank Ferrer, los que habían acompañado a Axl hasta el momento. Son dos musicazos, pero de esta forma no llegaba a ser una reunión completa, ni casi completa. Se rumoreó que hubo intentos con Izzy y Steven que no fueron a buen puerto, pero los estadios se llenaban igual.

Guns N' Roses
Izzy Stradlin, Axl Rose, Duff McKagan, Slash y Steven Adler. Formación original de Guns N’ Roses | Fuente.

Axl y Slash

Todos los miembros antiguos han colaborado unos con otros en algún momento de la última década. Todos menos Axl y Slash. La cabezonería de ambos negaba toda posibilidad de reunión. O se ponían verdes, o se acababa la entrevista cuando les preguntaban sobre el otro. ¿Suponemos que ahora se llevan bien?

“Llevamos 18 meses de gira, y si me hubieras preguntado hace 20, te habría dicho que esto no iba a suceder bajo ningún concepto. Pero ha pasado, y ha sido increíble”, declaraba Slash. “La primera vez que hablamos (con Axl) fue por teléfono, y después nos vimos cuando volví a casa. Hablar en persona fue muy catártico, porque tienes un nexo que nunca se ha roto, pero hacía que la parte negativa creciera. Hubo muchos malos rollos desde la ruptura y a lo largo de 20 años. Pero también hay una parte de ti que, cuando quieres a alguien, mantiene ese sentimiento. También hay muchas cosas que se perpetuaron en los medios y se salió de madre, así que cuando hablamos por primera vez estuvo muy, muy bien”.

Suena bonito. Sin embargo, casi dos años después, no hay una sola foto de ambos juntos fuera del escenario, y no digamos una entrevista. Y ya que estamos, en el escenario sólo se juntan en el saludo final, y en un mismo momento en casi todos los shows, cuando en Knockin’ on Heaven’s Doors Axl le pone el brazo en el hombro a Slash. Preparado, obviamente. ¿Es todo una pantomima?

Slash y Axl
Slash y Axl Rose juntos en el Not In This lifetime Tour, interpretando Knockin’ on Heaven’s Doors | Fuente.

Chinese Democracy

Otro punto que se antoja en contra de los fans más puristas es ver a Slash y Duff tocando varias canciones de Chinese Democracy en cada concierto. Fue el último disco de Guns, pero con sólo Axl como miembro original, y con un estilo que, dejando gustos aparte, distaba demasiado del resto de la discografía de la banda. Tal vez para muchos no hubiera estado mal dejar esos temas fuera del repertorio para rememorar algunos otros añorados.

Un espectáculo correcto

¿Están los conciertos a la altura? Supongamos que sí. Un repertorio equilibrado, bastante largo. Pirotecnia, pantallas gigantes con audiovisuales muy logrados. Buen sonido. Momentos instrumentales. Varios solazos de guitarra. Versiones conocidas. Fuegos artificiales al terminar. ¿Qué más podemos pedir? Pues tal vez un poco de magia. Un poco de aquella chispa que tenían incluso en los peores momentos de los 90’. Ya tienen cierta edad, pero da la sensación de cada uno sale a hacer su trabajo y se larga, sin querer saber nada del resto. Incluso diría que Richard Fortus es el que más ilusión aparenta.

Cada vez que hay una reunión en este ámbito se acusa a grandes cantidades de dinero de haberlo hecho posible. Y en este caso, lamentablemente, lo parece bastante. De ser así, les está saliendo redondo, porque ha sido el tour que más beneficios ha generado en 2017, y el cuarto con más éxito de la historia, por detrás de U2, The Rolling Stones y Coldplay.

Guns N' Roses Bilbao
Guns N’ Roses en el estadio San Mamés, Bilbao. 2016 | Fuente.

Guns N’ Roses vuelven a Europa en junio. Pasarán por España encabezando el Download Fest de Madrid y en Barcelona. Mientras tanto, esperaremos noticias de su rumbo. Y por mucho que nos quejemos, cada vez que tengamos la oportunidad, querremos verles. Qué remedio.

Foto Principal: Guns N’ Roses en el Not In This Lifetime Tour | Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.