Todos conocemos este tipo de canciones. Las que Joaquín Reyes denomina como las “canciones peste” porque, independientemente de que sean buenas o malas, se expanden a lo loco y se contagian por el aire. Es más, no sólo pasa con canciones, también pasa con sintonías publicitarias de cualquier índole como el maldito “Mercadona, Mercadona” que seguramente ahora tengas en la cabeza.

Este tipo de canciones de hecho no suelen ser ni canciones enteras, si no un pequeño trozo fácil de recordar. Es más, esto es una de las premisas para que se quede en tu cerebro esta lombriz de oído, nombre con el que se conoce a este fenómeno. Pero no basta con que el trozo de canción sea pequeño claro, debe tener una letra memorable y sencilla, ser repetitiva, más bien rápida y a poder ser que tenga notas agudas. Azúcar en vena para una pequeña parte de nuestro cerebro. Fíjate si al cerebro humano le gustan estas lombrices que más de un 90% de la población lo experimenta al menos UNA VEZ A LA SEMANA.

¡Pero no todo va a ser negativo! Sabemos que el cerebro asocia emociones determinadas con músicas concretas. Es decir, que de repente se nos venga uno de estos jingles a la cabeza nos puede dar pistas de cómo nos estamos encontrando realmente. Como si fuera una especie de acto psicoterapeútico por parte del propio cerebro hacia nosotros. ¡Qué duro cuando lo que tienes en la cabeza son cosas como “Yo quiero bailar toda la noche“!

En ámbitos algo más científicos, este hecho se conoce también como bucle fonológico y no es precisamente fácil de deshacer, pero desde luego no es imposible. Te contamos varias maneras:

  • Puedes probar a escuchar y cantar la canción completo. Ya que estas lombrices suelen ser trozos cortos, cantar y escuchar el tema entero, te puede ayudar a borrarla de tu cabeza.
  • Ocupar la atención del cerebro: trátalo como si fuera un caso de ansiedad. A lo bruto. Canaliza toda tu atención hacia algo muy concreto que te requiera mucha actividad cerebral. Puede ser jugar al ajedrez con tiempo, hacer un sudoku lo más rápido que puedas o leer poesía recreando cada metáfora.
  • Puedes entrar directamente en una página que se dedica a desmontar canciones peste: http://www.unhearit.com porque por supuesto, ¿¡cómo no iba a tener internet una página dedicada a esto!?

Y ahora a disfrutar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.