Si no es por Raven no voy al concierto. Y digo esto porque a Dirkschneider lo vi en el pasado Rock Fest 17, con una buenísima impresión. Hizo un repaso a su primera y excelente etapa en Accept. En el último momento el promotor programó como sus teloneros a la mítica banda británica Raven que estaba dentro de mi programa particular en el pasado Leyendas del Rock 17, pero que por cuestiones de agenda no pude disfrutar. Esta vez no dejé pasar la oportunidad, encontrándome con unos Raven de los hermanos Gallaguer en muy buena forma. Nos brindaron un clásico concierto de Heavy Metal, puro guitarreo y alaridos.

Raven | Antonio Samitier

Presentaban su último disco Extermination. Vibró el personal con la clase de los británicos y  principalmente con temas clásicos como On and On (Stay Hard) y Break the Chain (All for One). Guiño a UFO, tocando unos minutos del Rock Bottom, tema muy entrañable para quien escribe. Me gustan mucho esos detalles, como también me gustó mucho el detalle de ayudar a desmontar el equipo después de acabar, y mucho más me gustó el detallazo de compartir unos minutos con los fans, charlar, hacerse fotos…. Unos grandes.

Y llegó el turno de Udo Dirkschneider con una sala al 80%. Gran puesta en escena, muy buenos músicos, entregados, jóvenes y que conocen muy bien el oficio, y con un UDO a buen nivel. Concierto correcto sin más, donde los momentos álgidos coincidieron con los clásicos, Love Child, Princess of the Dawn, Metal Heart, Fast as a Shark y Balls to the Wall. El resto de temas fueron básicamente de la segunda etapa en Accept, etapa con menos reconocimiento que la primera.

Abusó de temas de esta época, lo que hizo que le faltase gancho a la actuación, tirón, en definitiva, alma. Udo grabó grandísimos discos en su primera época con Accept. Se podía haber aprovechado mejor ese periodo, dejando a un lado los que ya se tocaron en la primera parte de la gira, evidentemente. Porque de esos discos se pueden sacar setlist impresionantes.

Dirkschneider | Antonio Samitier

En esta primera etapa dorada, los Accept lo reventaban todo, y pueden creerme, porque yo estaba allí, Palabra de Pakia. Todo esto me hace cuestionarme si ha sido una buena idea el plantearse una segunda parte de este proyecto. En concluyendo, que Udo Dirkschneider, lamentablemente, no llegó a emocionarme.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.