Un genio que nos ha regalado más de 20 discos brutales merece más respeto y amor del que recibe. Mike Oldfield es el músico de mi vida, y es injusto que esté tan olvidado.

 

Vale ya de tonterías: Mike Oldfield es uno de los mejores músicos del siglo XX, y gracias a su último disco, también lo será del siglo XXI. Ninguneado por las masas, parece que no ha hecho más desde el Tubular Bells 3 o que sólo sabe hacer discos con campanitas. Pues amigo, si piensas eso no puedes estar más alejado de la realidad.

Partamos del Tubular Bells, su disco más popular. Lo publicó en 1973 con sólo 20 años y en dicho disco interpreta él mismo todos los instrumentos. ¿Te parece poco? Pues al año siguiente publicó Hergest Ridge -mi disco favorito suyo- y al siguiente Ommadawn -el disco favorito de la mayoría de fans-. Una locura. Contaba de entonces con tan sólo 22 años, y ya tenía tres discos excepcionales.

En 1978 llegó el magnífico Incantations, un disco formado por cuatro suites instrumentales largas, y a partir de ahí comenzó el cambio, con unos magníficos y diferentes Platinum (1979) y QE2 (1980). Abrazando un estilo más “comercial” pero manteniendo su seña de identidad lanzó Five Miles Out (1982), Crises (1983) -que contiene su tema más popular, Moonlight Shadow– y Discovery (1984). Recordamos, 31 años y de momento una discografía impoluta.

De ahí vinieron los noventa, más electrónicos y al amparo de la odiosa etiqueta New Age… excepto por un lanzamiento extraño, loco y genial: Amarok (1991). Un sólo tema de 60 minutos de duración que se ha posicionado como su mejor obra. No es su disco más fácil, pero sí el más completo.

De los noventa y tras el Tubular Bells 3 -con el que me enganché a Mike Oldfield– saltamos a unos dosmiles en los que creímos que le habíamos perdido… hasta que en enero del 2017 llegó Return to Ommadawn. Vuelta a los orígenes. Un hombre de 60 años volviendo a tocar todos los instrumentos en dos temas largos, al estilo del Tubular Bells. Y lo consiguió. Vaya que si lo consiguió.

Quizás ya no tenga el apoyo mediático de antaño, pero Mike Oldfield no está muerto. Ha publicado innumerables discos a lo largo de estos años y todos, absolutamente todos, tienen algo especial. Es lo que tiene ser un genio absoluto.

5 Comentarios

  1. Muchas gracias por el artículo. Para mi también es el mejor músico del siglo XX, y su música me ha acompañado durante 30 años.

    Con Return To Ommadawn nos ha sorprendido a todos, pensábamos que con 63 años no era capaz de hacer algo así, y vaya….un disco sublime.

    Y Amarok, brutal, la cima de su carrera

    • Me alegra ver que aún hay un núcleo duro defendiendo a Oldfield. Nos ha dado muchas alegrías y viendo lo que ha hecho en RtO, parece que aún nos puede dar alguna más. Veremos ese Tubular Bells IV cómo sale…

      Un saludo 😉

  2. Si …. a mi criterio es el mejor compositor individual de todos los tiempos …. para mí por supuesto….. con el respeto que me merecen los otros grandisimos compositores que tuvo la historia de la música

  3. Para mí es un mucho más que un músico genial, es un genio.
    Su carrera musical es impresionante y ha tocado todos los palos. Obviamente con altibajos pero desde luego en la comparación con sus artistas coetáneos sale totalmente airoso.
    Los detractores suelen achacarle pretenciosidad (común a toda crítica que se precie al rock progresivo-sinfónico) y ser demasiado repetitivo (se nota que no han oido mucho a Beethoven).
    Lo cierto es que todo lo que ha tocado lo ha hecho bien: Sinfónico, progresivo, versiones de terceros, sean temas clásicos o contemporáneos, música orquestal, pop, electrónica, new age.
    Vale, puede que no te guste la música N.A. o electrónica, pero eso no quiere decir que la hecha por Oldfield sea mala. Que sus tres primeros discos fueran obras maestras no quiere decir que lo último sea basura. De hecho, muchos de sus discos ganan con el tiempo, como los buenos vinos. Incluso los que al principio detestabas.
    Y el Tito, además arriesga e innova, no se queda en su zona de confort.
    Gracias Mike y gracias por el artículo.

  4. Creo que a estas alturas de su vida y sobre todo de su carrera, pues esta todo dicho. Me encanta el Olfield interpretativo, solista y musico. Llevo escuchandole 35 años y todavia me regunto que demonios tiene uno que comer para COMPONER cosas como las que tiene. La esencia Olfield, que solo se saborea cuando le escuchas y le escuchas, no voy hacer referencia a ninguno ya que esa “esencia” esta en muchas partes de sus trabajos. Bueno, tal vez si, uno, despues de 28 años, incatalogable, irreverente y volcan de genialidad. Gracias mike!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.