En Cleaning out my Closet, Angel Haze lanza un aullido desgarrador que surge de las profundidades.

Es una canción que contribuyó a la popularidad de la cantante y rapera originaria de Detroit. Con una letra cruda e inusual revela los abusos sexuales que sufrió en su infancia. En su versión de la de Eminem, ella también nos introduce en dramas tenebrosos del pasado. Por supuesto no es una canción fácil y fugaz, ni lo pretende. Te toca, te remueve, va a la yugular, hace que te retuerzas escuchándola, da mucho que pensar.

Lo brutal es su modo de meternos en un tema tan complejo, silenciado y turbio, en primera persona, y con una sinceridad y una rabia carentes de pena o complejo, TE QUEMAN. Angel Haze nos dice  “I was as fucked as they come” (estaba todo lo jodida que se puede estar). Magullada pero con mucha fuerza, nos anima a reconocer y aceptar toda experiencia, incluso aquellas que se encuentran en lodos oscuros de la memoria,  “I’m not deranged anymore, I’m not the same anymore I mean I’m sane but I’m insane but not the same as before. I had to deal with my shit, I had to look at my truth. To understand that to grow you’ve got to look at your root.” (Ya no estoy demente, ya no soy la misma. Es decir, estoy cuerda pero también loca aunque no como antes. Tuve que lidiar con mi mierda, tuve que mirar mi verdad. Entendiendo que para crecer tienes que volver a tus raíces.)

Angel Haze por Elisabeth Hoff
Angel Haze por Elisabeth Hoff en Phoenix Magazine.

La joven MC estadounidense hace todo un ejercicio de limpieza interior. Descripciones devastadoras soltadas a un ritmo que no deja indiferente a nadie, al menos a nadie que esté vivo. “My heart was pumping it was thumping with like tons of my fear. Imagine being seven and seeing cum in your underwear. I know it’s nasty but sometimes I’d even bleed from my butt. Disgusting right? Now let that feeling ring through your guts” (Mi corazón palpitaba acelerado de miedo. Imagina tener siete años y ver semen en tu ropa interior. Sé que es una guarrada pero a veces incluso sangré por el culo. ¿Asqueroso verdad? Ahora deja que ese sentimiento resuene dentro de tus entrañas.)

De este modo nos atraviesa. Las imágenes de este testimonio rimado consiguen noquearnos. Además logra por un lado, denunciar los abusos sexuales a menores, mucho más habituales de lo que se quiere saber o reconocer; y por otro lado, acaba con un mensaje positivo, animando a superar las vivencias más densas. Decir tiene, que para Haze la canción no es algo habitual sino un acontecimiento intenso «It is so heavy, like Jesus» (es muy densa, como Jesús), por eso la ha interpretado públicamente en tan sólo una ocasión.

En 2012 cuando salió a la luz en la mixtape Classick, ciertos medios estadounidenses apuntaron a su relevancia y potencial, debido al eterno e irritante debate sobre el aborto y los numerosos casos de abusos sexuales que sufren frecuentemente las mujeres mayores y menores de edad en todo el mundo. A pesar de los años, la canción sigue siendo cañerísima e igual de relevante. Es más, desde su publicación, las leyes sobre el aborto se han endurecido y restringido tanto en  el país de Angel Haze como en España. Además en este último, sabemos la cotidianidad de los abusos ejercidos a las mujeres desde muchas esferas de la sociedad.

Se destaca Cleaning out my closet por el tema tan importante que trata, pero la música de Angel Haze continua siendo muy potente y recomendable, con mucha actitud e intensidad, temas como New York, Werkin Girls, The Wolves o Resurrection , del que saca este mismo año su último vídeo, pueden ser una buena manera de introducirnos en el trabajo de este torbellino en el micro.

Además es un individuo muy interesante, aporta un espacio más allá de opuestos binarios, rechaza etiquetas y límites, asegurando que no le importa el que la consideren ‘ella’ o ‘él’, pues no se identifica con ningún género específico, sino más bien se ve como una experiencia («I don’t consider myself of any sex. I consider myself an experience«) El trabajo de esta mujer aspira a ser un lugar sin máscaras o ropa predeterminada, es un ‘exponerse’ continuo, representa un mundo crudo y bello al que nos invita a introducirnos y experimentar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.