Los difuntos Ronnie James Dio y Frank Zappa, entre otros, vuelven a los escenarios de todo el mundo proyectados en forma de holograma.

Nunca está de más homenajear a iconos que han marcado un antes y un después en la historia de la música, pero nos estamos pasando un poco.  Desde que la leyenda del rap Tupac Shakur volvió de la tumba proyectándose en Coachella 2012, ha quedado abierta una veda para fines cada vez más cuestionables.

Ver “en directo” a una figura mítica que ya no está entre nosotros puede ser un añadido muy bello en un show. ¿A quién no le gusta ver a Freddie Mercury en una pantalla gigante cantando un trozo de Bohemian Rhapsody en un concierto actual de Queen? Un trozo está bien. Una canción está bien. Dos, quizá. Digamos un concierto entero en una ocasión puntual y especial. Pero de ahí a hacer una gira mundial con un holograma…

El caso más próximo es el de Dio. La imagen proyectada del venerado vocalista debutó en el Wacken 2016 acompañada por los miembros de Dio Disciples, que afortunadamente aún son de carne y hueso. Como no se dio mal, su viuda y mánager Wendy Dio puso en marcha una gira que arranca en breve y pasará por nuestro país a mediados de diciembre.

Si se te hacía raro ver que en Japón arrasaba Hatsune Miku, un personaje holográfico creado en 3D que agotaba localidades, vete acostumbrando. Frank Zappa es el siguiente difunto del rock en subirse al carro. Lucirá en 2018, acompañado también de músicos en vivo. Y por lo que insinúa Eyellusion, la empresa que ha llevado a cabo ambos proyectos, esto puede ser sólo el principio de una larga lista de nombres. ¿Significa esto que volveremos a ver sobre un escenario a Bowie, Michael Jackson, Tom Petty, Lennon y tantos otros?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.