Por desgracia, está empezando a ser habitual que figuras conocidas estén involucradas en casos de acoso sexual. Si todo pareció empezar en el mundo cinematográfico con Harvey Weinstein, Kevin Spacey, Dustin Hoffman y algunos otros, el movimiento #MeToo está empezando a sacar también trapos sucios del ámbito musical.

El último acusado es Gene Simmons, bajista y fundador de Kiss. Si bien ha tenido siempre la fama autogestionada de haberse acostado con más de 4.800 mujeres, quizá ahora su fanfarronería le sacuda en la cara.

Acoso sexual
Gene Simmons | Fuente.

El músico fue acusado a través Twitter por la actriz de doblaje Mary E. McGlynn, relatando cómo le insinuaba a ella y otras trabajadoras de su estudio que su pene era “la verdadera máquina de diversión”. Tanta “diversión” que a las pocas semanas ha sido demandado por una segunda mujer con hechos más graves durante una entrevista en California. Simmons contestaba con este comunicado en sus redes:

“Amigos, tengo la intención de defenderme de los supuestos cargos que habréis podido leer en los medios de comunicación. Para que conste, yo no asalté a la persona que hizo estas acusaciones de la manera que se alegó en la denuncia, ni la dañé de ninguna manera. Estoy hablando con mis abogados con el objetivo de contrarrestar enérgicamente estas acusaciones. Y espero con interés que se celebre el juicio donde las pruebas demuestren mi inocencia”.

Gene Simmons está acostumbrado a demandar a diestro y siniestro en la industria musical a quién se le ponga por delante y suele presumir de ganar siempre. Pero esta vez el acusado es él.

Acoso sexual
Gene Simmons, con su maquillaje de Kiss | Fuente.

Hace apenas un mes conocíamos el caso de Twiggy Ramírez, bajista de Marilyn Manson, que fue acusado de violación por su exnovia Jessicka Addams. El propio Marilyn Manson le despidió de la banda días después, pese a que recientemente haya declarado una postura mucho menos tajante con el tema de las acusaciones.

“Ciertas acusaciones pueden arruinar la vida a muchas personas innecesariamente”. “Creo que cuando alguien comienza a quejarse por algo que sucedió y luego resulta no ser tan serio como un ataque sexual, es insultante para las personas que realmente han sido atacadas sexualmente. Las acusaciones deberían ir a la policía y no a la prensa. Es lo que yo haría. Parece que ahora nadie pueda hacer nada inapropiado. Te hace sentir que no puedes decir nada sobre nada. O si miro a una chica de una manera incorrecta, puedo ser acusado de algo erróneo. Simplemente no estoy de acuerdo con el efecto bola de nieve”.

Marilyn manson
Marilyn Manson durante la entrevista.

Esperemos no tener que dedicar muchos más artículos a temas similares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.