Jóvenes, exitosos, adorados, talentosos… Lo tenían todo para haber firmado carreras largas e inolvidables, pero solo se quedaban con la segunda parte de la ecuación. Por alguna razón inexplicable, muchos grandes iconos de la música encontraban un dramático punto de convergencia en sus vidas: La edad de 27 años. Y es que todos ellos perdían la vida de forma prematura e inesperada, dando lugar a una leyenda negra alrededor de tal edad que no deja de extenderse con el paso del tiempo. Son el Club de los 27.

Vidas de excesos, alcohol, drogas, suicidios… Todos esos elementos se convertían en otras piezas comunes de un puzzle en el que no son pocos los rostros ilustres. Jim Morrison (The Doors), Kurt Cobain (Nirvana), Brian Jones (Rolling Stones), Janis Joplin y Jimi Hendrix siempre han sido los grandes cabeza de cartel del bautizado como Club de los 27.

Club de los 27

Suma y sigue. La última grande en sumarse a la lista no era otra que Amy Winehouse. Una voz descomunal y un talento arrollador marcaban el lado más hermoso de una joven víctima de una adicción a las drogas que, el 23 de julio de 2011, se traducía en el peor de los escenarios posibles. Otra pérdida irreparable para la música.

Algo tiene esa edad para llevárselos a todos por delante. No sabemos exactamente cuál puede ser el motivo, pero la realidad es que el Club de los 27 no deja de crecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.