El jazz en especial es un género que destaca por la potencia de sus voces femeninas. Ya no sólo a nivel de talento en su disciplina, que eso es obvio, si no también a nivel de cambio y posicionamiento de la mujer en el mundo. Cuidado, no te confundas, aquí no mezclamos el sexo con el talento. Hemos querido seleccionar las 3 mejores voces femeninas de la historia de jazz

Nina Simone

Diva entre las divas, diosa de diosas. Eunice Kathleen Waymon, conocida también como la “Alta sacerdotisa del Soul”, contaba con una puesta en escena tan potente y arrogante que no dejaba indiferente a nadie. Su mítica cadencia y su vehemencia en el trato hacían de sus conciertos joyas. Cantante, compositora y pianista, la estadounidense forjó una de las mejores carreras en la historia del jazz. Disfruta con Ain’t Got No, I Got Life interpretada en directo.

Ella Fitzgerald

Esta lista pretende ser breve y concisa. Eso no quita que me de pena no entrar más en detalle con cada una de estas bestias de la música. Para definir a Ella lo más rápido posible cabría decir que hacía lo que le daba la gana cuando le daba la gana. Lady Ella, La Reina del Jazz, no se ganó estos apodos de la noche a la mañana y desde luego no eran gratuitos. Entre sus interpretaciones magistrales tenemos grandes clásicos como Cheek to Cheek o Cry Me a River (¡Sorpresa para los seguidores de Justin Timberlake!) que ella bordaba. Entre otra cantidad abrumadora de canciones míticas. Sin embargo, no puedo por menos que quedarme con el HIMNO de Summertime, donde La Reina del Jazz hace honor a todos sus títulos con una interpretación sublime.

Billie Holiday

También conocida como Lady Day, Eleanora Fagan fue sin duda una de las auténticas reinas del siglo pasado. A todos los niveles. Una artista a la que por ejemplo, Frank Sinatra tenía como su máxima influencia. Me veo en la obligación de poner el tema Strange Fruit, que la revista TIME consideró como la mejor canción del siglo XX y que no es ni más ni menos que una crítica descarnada sobre el ahorcamiento de población negra en el sur de los Estados Unidos. “Frutas extrañas colgando de los álamos…”

Me dejo fuera a Sara Vaughan porque… porque no tengo vergüenza y por otro lado,  no quería dejar de hacer mención especial a la mágica Bessie Smith.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.