Vuelve Abril. Vuelve el festival por excelencia: COACHELLA. Con él, las famosas sacan sus estilismos veraniegos a pasear. Pero ya no nos mueven esas mariposillas en el estómago. El boho chic ha llegado a su fin tal y cuál lo conocemos. Las trenzas y la purpurina las han estirado de más. Os contamos los peores looks vistos. 
No eres nadie si no tienes una foto con tus amigas en la noria | Foto: Instagram Fashaddicti

Una vez finalizadas todas las Fashion Weeks, empieza el tercer tiempo de la moda: los festivales. Un auténtico caldo de cultivo para el streetstyle. Son el objetivo de los cazadores de tendencias. No hay galería de fotos en cualquier medio que no recoja los looks de los festivaleros. Pues bien, en Coachella este tema se nos ha ido un poco de madre.

Este festival se ha consolidado como la Meca del estilo boho chic. Ese estilo de moda que empezó hace ya una década. Podríamos decir a mediados de los 2000. Pero no te va a parecer tan obsoleto como si decimos, hace diez años. Desde sus inicios ha evolucionado bastante. Pero hay todavía muchas personas ancladas en él. Coachella así lo refleja. Inevitable encontrarse con looks como: vestido blanco + botas, sombreros + flecos, vaqueros + chalecos. No podemos más. Ya son diez años desde que Siena Miller o Kate Moss lo mostraran orgullosas. Pues créete que seguimos con lo mismo.

sienna miller mary kate olsen
Estas fotos son de 2007. Ya ha llovido un poco desde entonces… | Foto: Trendencias

Pereza máxima los looks de Dulceida, Collage Vintage o María Pombo. Las mega super top influencers al final son sota, caballo y rey:

https://www.instagram.com/p/Bhj-YuwHsXs/?utm_source=ig_embed

https://www.instagram.com/p/Bhlk9KhlSCQ/?utm_source=ig_embed

https://www.instagram.com/p/BhkH_vvgYsU/?hl=es&taken-by=collagevintage

Por si no fuese poco, hay un tándem peor. Estilo boho chic + Victoria’s Secret. Esa mezcla entre felicidad extrema y happy flower. Poses aniñadas pero con prendas sexys. No entendemos nada. Los looks son horteras y bastante machacados ya. Habría que vetar un poco a Alessandra Ambrosio. Mira chica, reinventarse o morir. Y lo de la fotito saltando con las amigas… Ya no. Un poco de imaginación, venga.

https://www.instagram.com/p/Bhj_Ajqh8G9/?utm_source=ig_embed

https://www.instagram.com/p/BhkIYykBSmf/?taken-by=alessandraambrosio

Las trenzas y los moños: otra moda que están quemando las famosas en Coachella. Y ésta nos da mucha pena. Porque ambos peinados son muy favorecedores y cómodos. Pero cuando algo se machaca mucho, al final se termina aborreciendo. Como los bolsos de mimbre. Os vais a cansar de verlos este verano. Pero ese es otro tema.

Votamos sí a trenzas y moños. Pero con mesura por favor:

https://www.instagram.com/p/Bhphz3mg0bs/?utm_source=ig_embed

https://www.instagram.com/p/BhjFEJJFENb/?utm_source=ig_embed

Debe de haber una regla no escrita en esto de los festivales. Algo así como un ponte lo que quieras, que nadie te va a mirar mal. Lo importante es que te miren. Por ello, el consumo de purpurina y tintes de unicornio se dispara en estas fechas. Bien de brilli-brilli por todos los lados. A veces olvidamos si estamos en el Carnaval de Río o escuchando música en un césped machacado. Por lo menos, ya no hay diademas de flores (aunque no lo digamos muy alto por si las moscas).

Esto ya lo hizo Rihanna el año pasado. Lo del body de brillantes:

https://www.instagram.com/p/BhpBWMSF8MM/?utm_source=ig_embed

La idea a lo mejor era buena, pero se nos queda un poco choni:

https://www.instagram.com/p/Bhq123OAM2D/?utm_source=ig_embed

Echamos de menos los looks de Diane Kruger de la mano de Joshua Jackson o Sienna Miller marcando tendencia. Puede que también eches de menos a otras famosas, como por ejemplo a Cara Delevingne. El motivo que hay detrás de su ausencia es para pensárselo. Y es que el dueño de Coachella (Philip Anschutz) ha hecho generosas donaciones a políticos pro-armas, anti LGBT y ‘birther’. Una auténtica joyita. De ahí la creación del hashtag #NOchella reivindicando este hecho.

Si no fuera por Queen B y su espectacular actuación, podríamos presentir que la moda de Coachella tiene sus horas contadas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here