Los que somos pobres y no tenemos para invertir en el loco y errático juego de la Bolsa, invertimos a veces en libros. Así, aunque uno sea un ignorante en esos valores sabe que hay constantes que nunca fallan. Lo que llamamos valores seguros. Hace unos días caía en mis manos uno de ellos, según mi subjetiva experiencia lectora. Termino de leer Derecho natural de Martínez de Pisón, publicada hace poco más de un año.

El niño Ángel desgrana en primerísima persona la historia de su familia, intercalada por sus propios avatares vitales, con alguna incursión fuera de lo habitual pero sin nada estratosférico. Madrid y Barcelona crecen en vacío y menguan en  inocencia por los duros años 70 y 80.  Son los años de la Transición, del divorcio, del destape, de los negocios. En ese nuevo mundo se presentan estas vidas cercanas, amables pero con todas las aristas que arrastra la vida diaria. Un padre cómico a quien su profesión móvil hará tambalear los cimientos de una familia en constante construcción, donde ninguno de sus miembros encuentra paz ni hueco. Una madre que intenta paliar las ausencias y las necesidades de sus hijos. Unos hijos que van llegando como argumentos contra el abandono paterno.

 Fotografía de archivo del escritor zaragozano Ignacio Martínez de Pisón
Fotografía de archivo del escritor zaragozano Ignacio Martínez de Pisón

Vuelve a utilizar un recurso que habíamos visto en sus novelas anteriores ( por ejemplo, la también muy recomendable Carreteras secundarias) y que armoniza la novela, con una serie de constantes extraliterarias: en este caso, un vehículo sirve también de armazón de la historia, por la que avanzamos con la madurez del protagonista. Es este el único componente cuerdo que une a los miembros de su familia mientras aprende los rudimentos básicos del derecho natural, por el que transitará después académicamente.

Una historia de amor humano, sencillo. La magia de lo cotidiano narrada con la esperanza de encontrar recuerdos, ideas, sentimientos conocidos en el lector. Que así sea.

¡Hazte con él!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.