Pongámonos en contexto: siglo XVII. Ha llovido ya desde entonces. Nueva España, ahora conocido como México. La intelectualidad y erudición de la época se encontraba limitada por el estrecho control de los religiosos. Hombres.

Estos excluían a la mujer de todo aquello que no fuese su competencia «femenina» y maternal. Sin embargo, desde sus propias filas, una mujer romperá todos los límites de la época precisamente enarbolando la bandera del conocimiento. Sor Juana Inés de la Cruz.

Fue precisamente este interés por el saber y los libros los que provocaron su felicidad y su desdicha. Desde su infancia, la felicidad fue obtenida a través de los estudios. De la misma manera, la oposición que provocaba su conocimiento dentro del ámbito religioso provocó su desdicha.

Juana era la pequeña hija del matrimonio del capitán de origen vizcaíno Pedro Manuel de Asbaje y Vargas con una negra criolla. Desde niña, ya mostró su valía para el conocimiento, aprendiendo a leer a los 3 años y escribiendo a partir de los 8, disfrutando del vasto conocimiento de la biblioteca de su abuelo.

Su fama y su habilidad lírica la precedían donde quiera que fuese y fue nombrada dama de honor del virrey de Nueva España. Sin embargo, pronto encauza su vida dentro de distintas órdenes religiosas. Por sus escritos se deduce que su preocupación por el estudio provocaba el rechazo del matrimonio, quedándole la opción de dedicar su vida a la religión para evitar este trance.

Convertida en una imprescindible de la cultura de su época, recibía numerosas visitas y misivas relacionadas con su más alta dedicación: la literatura. Tan es así, que desde las alturas eclesiásticas le instaron a dedicarse a asuntos más religiosos, dejando aquellos mundanos a aquellos seculares a ello consagrados.

Su defensa fue siempre fiera en favor del conocimiento, atendiendo a numerosas polémicas precisamente por esa terquedad en defender su amor por la Literatura. Como ella misma recogió en su defensa, citando a un erudito aragonés :  “Uno puede perfectamente filosofar mientras se cocina la cena”.

No hay más preguntas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.