Normalmente, hasta Google se acuerda en verano de conmemorar a uno de los más importantes y complejos autores del prolífico siglo anterior, Frank Kafka. No vamos a ser nosotros menos.

Kafka nace en el seno de una familia judía en Praga y, desde su juventud, tiene un profundo acercamiento a la literatura universal, de la que él mismo formará parte años después,con especial atención a Cervantes.

Comenzó a escribir en lengua alemana sin mucho éxito en sus primeras obras. Un desengaño amoroso y el periodo convulso de la Primera Guerra Mundial abren su etapa más prolífica: entre 1913 y 1919 Kafka escribe sus obras más conocidas. Así, ven la luz El proceso, La metamorfosis o La condena entre otras. Esta etapa creadora abre un proceso vital más complejo. Deja su trabajo en una compañía de seguros y, después de pasar por un sanatorio para mitigar su tuberculosis, se establece en una casa de campo. En este momento publicará El castillo.

Portada original de La metamorfosis

La obra de Kafka es compleja y angustiosa. El adjetivo “kafkiano” designa aquellas realidades absurdas, grotescas, frustrantes. Es ese, quizá, el eje emocional que une sus obras.

¿Por qué seguimos hablando de La metamorfosis? En esta, considerada obra principal del autor, Gregorio Samsa se transforma, de la noche a la mañana en un monstruoso insecto. La adaptación que ha de hacer el propio Gregorio y su familia para adaptarse a la nueva situación, se ha interpretado como una alegoría del mundo moderno. Los individuos han de hacer frente a extrañas realidades que los anulan y aniquilan sin mirar atrás. Con estas inquietantes líneas da comienzo toda una “literatura del absurdo” que no es si no el reflejo de una nueva sociedad en la que el hombre nunca termina de encajar…

El pesimismo, la frustración y finalmente la desidia que se instala en los personajes de la obra ha asegurado su perdurabilidad y vigencia en este loco mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.