Aquí tenéis las 7 caras del personaje mítico de Don Miguel de Cervantes: El hombre, el loco, el bufón, el icono, el importante, el independiente y el mito. ¿Con cuál te quedas?

1 – En un punto cero y prologal se halla el quijote antes de ser don Quijote, Alonso Quijano, el hidalgo manchego. El hombre. Un cincuentón que no trabaja,  lleva una existencia modesta (no le permiten otra cosa sus rentas) y se aburre.

2 – En segundo lugar, el loco, el buen hombre ocioso cuya excesiva afición a leer libros de caballerías le hace perder el juicio.

3 – El personaje de entremés de los primeros capítulos, un arquetipo de bufón para hacernos reír.

4 – El icono. El que nos encanta. El que emprende aventuras locas. El “muñeco mecánico”, la esencia del Quijote tal y como se ha vendido. Similar a  un cómic, que enlaza  aventuras que se repiten con el mismo esquema: don Quijote ve una cosa del mundo real y la confunde con algo fantástico de los libros de caballerías: ¡Que no son gigantes mi señor, que son molinos!
Todavía no es un personaje vivo y con carácter; es sólo literario, ve la realidad a través  de  los libros de caballerías; no tiene personalidad fuera de ese tipismo.

Don Quixote. Don Quijote de la Manche. Gigantes y molinos don Quijote. Diseño.
¡Que sí que eran gigantes! Fuente: Yahoo

5 – Aparece en el capítulo de los galeotes, XXII de la primera parte. Este quijote se convierte en un personaje vivo, con personalidad propia, con recuerdos y problemas. Es el Quijote importante, el que va a luchar por la justicia, el que reflexiona sobre el mundo y el que va creciendo hasta llegar a la segunda parte de la obra.

6 – Don Quijote quiere ser independiente de su creador y lo logra en la segunda parte del libro mostrando conciencia de su compleja historia. Porque don Quijote tiene, al menos,  tres historias: la suya, la que escribió Cervantes y la que escribió Avellaneda. El hidalgo elige y nos dice que la historia de Cervantes es la verdadera y la de Avellaneda es un embuste. Es el Quijote más complejo, una de las grandezas de la obra

7 – El mito. Una ficción que no ha existido y que utilizamos como si hubiese sido un hombre real. Así que don Quijote ha creado toda una filosofía “el quijotismo”, conocida en muchas culturas diferentes. Un personaje más allá del libro de origen que va creciendo y transformándose a través del tiempo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.