Verdad y mentira se entrelazan entre las tupidas barbas de uno de los personajes clásicos de nuestra historia: El Cid Campeador.

Para situarnos, recordaremos que los cantares de gesta se escribían en la Edad Media para ensalzar la figura de algunos héroes pero también para ilustrar e intentar explicar ciertos episodios históricos. Es decir, servían de informativo de la época.

Como hoy en día, no todo lo que nos ofrecen como información tiene veracidad. En el caso de nuestro Cid debemos repasar ciertos aspectos que han pasado directamente a la memoria popular sin ser veraces.

Que no era un soldado pobre lo atestiguan las arras de su matrimonio con Jimena: el patrimonio que se desgrana en ellas da cuenta de lo elevado de su posición social. Desde su infancia estuvo relacionado con la aristocracia de la época y, desde su tierna mocedad, es testigo y participante de los encontronazos entre los distintos reyes. Sin embargo, el magnificado episodio de la Jura de Santa Gadea es únicamente ficción literaria. No es más que un invento para engrandecer la figura cidiana, mostrando el héroe justo, leal y recto que todos deseaban.

Se enreda la historia con la realidad o ficción acerca del destierro. Al parecer, no fue la Jura la causa del mismo, sino cierto distanciamiento motivado por varios saqueos en algunas ciudades sin permiso expreso del soberano que debieron originar fricciones y malentendidos que culminaron con el destierro del héroe. Este es, sin duda, el cambio trascendental pues comienza su búsqueda de nueva protección, poniéndose en contacto con los reyes musulmanes quienes, a la sazón, son los responsables de su sobrenombre. Sidi en dialecto árabe andalusí significa «mi señor».

La presión de los reinos almorávides sobre los cristianos acelera el perdón real al Cid quien vuelve a estar a las órdenes de su rey con unos beneficios aún mayores. Sin embargo, la época de tensión juega una mala pasada al burgalés. Un nuevo enfrentamiento con Alfonso VI provoca su destierro definitivo: no regresará a Castilla con vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.