Por muchos siglos de experiencia que tenga el ser humano en eso de hacer la guerra, la realidad es que nunca nos acostumbraremos. Pese a que la mayoría de nosotros tengamos la fortuna de no convivir con conflicto bélico alguno, creemos saber cómo una guerra a base de ver informativos o películas como Salvar al soldado Ryan. Pero nada más lejos de la realidad…

El que ha visto la desolación, el dolos, la sangre y el fuego no vuelve a ser nunca el mismo. Y no solo por las secuelas emocionales y mentales que provoca el enfrentarse a un conflicto armado, sino también por secuelas físicas. No nos referimos a heridas sufridas, sino a algo muchísimo más sutil. Una alteración de los rasgos, de la mirada, de la expresión… Pequeños detalles recogidos por la cámara de la fotógrafa Lalange Snow en su serie titulada We Are The Not Dead.

13 soldados fotografiados antes, durante y después de la guerra. Estos 13 escoceses miembros del Primer Batallón del Real Regimiento de Escocia vivieron la guerra de Afganistan, donde estuvieron destinados tres largos meses. El resultado es esta maravilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.