Leia siempre estará en nuestros corazones. La carrera cinematográfica de Carrie Fisher no se puede decir que fuese una auténtica maravilla, pero con su primer trabajo fue más que suficiente como para ganarse un lugar de honor dentro de la historia del cine. En 1975 había tenido un pequeño papel dentro de la cinta Shampoo, pero su auténtico aterrizaje en la industria se producía por la puerta grande con Star Wars: Una nueva esperanza (1977). El resto es historia.

Más de 30 años tuvieron que pasar para que nuestra querida Carrie Fisher volviese a lo más alto. La oportunidad llegaba de la mano de Disney y su proyecto de crear una tercera trilogía intergaláctica en la que los grandes iconos de las películas originales recobrasen el protagonismo. Todo estaba pensado para que Leia Organa fuese creciendo en protagonismo como líder de los Rebeldes, pero un vuelo entre Londres y los Ángeles, tomado el 23 de diciembre de 2016, hacía que todo cambiase.

Justo había terminado de rodar Star Wars: Los últimos Jedi y se encontraba en la ciudad británica para promocionar su libro, La princesa diarista. Carrie Fisher se disponía a volver a suelo americano, pero poco antes de tomar tierra sufría un grave infarto del que nunca pudo recuperarse. La actriz fallecía el 27 de diciembre de 2016 a los 60 años de edad en el centro médico de la UCLA.

Carrie Fisher última fotografía

Precisamente un día antes de tomar aquel vuelo a Los Ángeles, Carrie Fisher no dudaba en fotografiarse junto a un fan que la reconocía en las calles de Londres. Nada hacía imaginar que aquella fuese a convertirse en la última instantánea de Carrie Fisher con vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.