Hay un instante concreto. Más que un segundo, una décima exacta en la que el fotógrafo tiene que disparar su cámara. Es habilidad, pero también suerte. Una décima antes es demasiado pronto. Una después, demasiado tarde. Así, son contadas las ocasiones en las que se consigue dar con una fotografía de tanta fuerza como la que hoy os traemos.

Tenemos que remontarnos a los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Concretamente, a marzo de 1945, cuando el ejército Aliado luchaba contra las tropas japonesas en la famosa isla de Iwo Jima. Allí se encontraba W. Eugene Smith, el tipo que lanzó la fotografía en el momento preciso en el que una bomba estallaba.

Explicado con palabras, puede parecer una cosa bastante común. Lo que pasa es que cuando vemos la imagen, todo cambia. Hay una columna de humo en el punto exacto en el que estalla la bomba mientras que piedras, ramas y tierra saltan por los aires. Pero, al mismo tiempo, se puede apreciar también una bomba expansiva que corre en todas direcciones levantando del suelo fragmentos de tierra. Una instantánea publicada en su día por la revista Life y que no podría ser más impresionante.

Bomba Iwo Jima Eugene Smith

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.