Era aque 26 de abril de 1986 era sábado. En el corazón de la actual Ucrania, una ciudad llamada Pripyat iba a convertirse en el centro de la noticia. Al amanecer de aquel día, pocos en el mundo la concocían. Pero a partir de aquel fatídico día, tanto la población, como su cercana central de Chernobyl, pasarían a la historia de firma realmente dramática.

Es uno de los pasajes más oscuros de la historia. Desde que el Reactor de la Central Nuclear de Chernobyl saltó por los aires, ya nada fue lo mismo. Kilómetros a la redonda alrededor del lugar todo se convirtió en tierra no habitable. La localidad de Pripyat era la principal afectada. Ni más ni menos que 116.000 personas eran evacuadas repentinamente, pero se puede contar en 5 millones el número de afectados directos. Eso por no hablar de los daños a la salud de los ciudadanos, derivados de la exposición a la radiación. Animales plantas… un auténtico desastre.

Para muchos, el desastre de Chernobyl fue el culmen de la decadencia de la Unión Soviética y la estocada definitiva para su final. Sea como fuere, lo que está claro es que la destrucción que se vivió se muestra de forma más clara que nunca en las fotografías de la zona en la actualidad. Estas son las cicatrices perennes de un desastre que el mundo nunca olvidará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.