La situación era desesperada. El ejército Nazi, junto a sus aliados, estaban poniendo fin a la Europa libre. Medio continente ya se encontraba a los pies de Hitler y la otra mitad iba camino de hacerlo muy a gran velocidad. Ahí, en el momento más oscuro de la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña luchaba con uñas y dientes para tratar de detener lo que prometía ser una invasión de las tropas alemanas.

Afortunadamente, todo daría un vuelco cuando Estados Unidos entró a formar parte del grupo de países Aliados, plantando cara de forma feroz al avance nazi. Gran Bretaña todavía resistía para ese entonces, pero en suelo británico llevaban meses soportando los bombardeos de los aviones alemanes sobre su suelo.

Así, las cicatrices que la Segunda Guerra Mundial dejó en Londres fueron profundas. Si no, atentos al aspecto que lucía la hermosa ciudad al termino del conflicto bélico.

Londres después de la Segunda Guerra Mundial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.