Puede que estemos ante la ciudad más moderna del mundo. A lo largo de la historia, las grandes urbes mundiales han ido sufriendo contantes cambios. El paso del tiempo no ha hecho más que moldear el perfil de núcleos urbanos que, sin embargo, siempre han mantenido unos rasgos distintivos por encima de todo. Algo que no se puede decir que haya ocurrido con ese espectáculo de ciudad llamado Dubái.

En 1990 era poco más que un paraje desértico. Situada entre el Índico y el desierto de Arabia, Dubái no era más que un núcleo subdesarrollado y cuya economía se basaba en la exportación de perlas logradas por humildes pescadores. ¿Qué sucedió para que, de la noche a la mañana, naciese allí la urbe más moderna del planeta? Pues el petroleo. Los yacimientos de oro negro y su incorporación a Emiratos Árabes Unidos provocaban un auge económico descomunal. Así, entre 1990 y la actualidad, Dubái ha pasado de ser un “secarral” a centro internacional de comercio, negocios, turismo y tecnología.

Para hacerse una idea más exacta de lo que realmente ocurrió, es suficiente con ver estas cuatro fotografías tomadas en distintos momentos de los últimos 25 años. Una auténtica locura.

Dubái Dubái

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.