Un segundo. Puede que menos. Ese es el tiempo en el que se produce una alineación de astros. Incontables elementos se conjugan para dar un resultado de esos que impresionan. Un instante en el que parece que una mano invisible ha decidido regalarnos una imagen impresionante y que solo gracias a la rápida reacción de un tipo en el lugar y en el momento preciso llegan a todos nosotros.

El responsable de todas ellas es un tipo Denis Cherim que, a la vista del resultado, debe ser un hombre de paciencia a prueba de bombas. El fotógrafo ha sido capaz de esperar al momento adecuado para que todos esos elementos de los que hablábamos se armonizasen de la mejor manera posible de cara a dar como resultado unas instantáneas totalmente increíbles. 20 fotografías gloriosas gracias a 20 coincidencias geniales. Hoy te presentamos la primera mitad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.