El mundo es un lugar magnífico. Pese al empeño del ser humano por destruirlo todo (o a todos, más bien), lo cierto es que la naturaleza sigue empeñada en recordarnos que es demasiado poderosa como para que podamos llegar a herirla lo más mínimo. Efectivamente, el hombre está destruyendo al hombre, pelo el majestuoso planeta que habitamos no se lleva más que algún pequeño arañazo en la cara.

Son diez las fotografías que hoy hemos querido recoger. Todas y cada una de ellas era tomada por una cámara que se encontraba en el lugar adecuado, en el momento adecuado. El resultado no es otro que unas instantáneas tan sumamente impresionantes que, en muchos casos, incluso parecen difíciles de creer. Si no es la protagonista, es el lienzo. En cualquier caso, la naturaleza siempre es la protagonista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.