Es un pasaje tan oscuro como doloroso. El 31 de marzo de 1993, Brandon Lee, el hijo del inolvidable Bruce Lee, perdía la vida en plena filmación de El Cuervo. Una bala real colocada en una pistola que debía contener balas de fogueo causaba la muerte del actor al alojarse en su estómago, causando heridas incompatibles con la vida.

Efectivamente, aquel día y en ese mismo lugar nacía la leyenda de Brandon Lee, un chico para el que el reloj dejaba de contar a los 28 años. De igual modo, la película se convertía en una de las más importantes cintas de culto de la historia del cine, con millones de fans que todavía hoy siguen idolatrando aquella gloriosa adaptación del cómic de James O´Bar.

Una de las grandes preguntas que muchos se han hecho durante años tiene como objeto el destino del metraje del fatídico momento. Brandon Lee se encontraba ante las cámaras en el momento de recibir el impacto de la bala. De hecho, se estaba rodando una toma para El Cuervo. ¿Sale la escena de la muerte real del actor en el metraje del filme? Obviamente, el momento en el que Brandon Lee era herido de muerte, no aparecía en el montaje final del filme. ¿Qué ocurrió entonces con esa escena?

Durante un buen tiempo, el metraje en cuestión era utilizado por la policía como evidencia en su investigación. Tras determinar que, a falta de una teoría mejor, todo había sido un accidente, el metraje se devolvía a Álex Proyas. El director de El Cuervo tenía el buen gusto de quemar personalmente el momento en cuestión, eliminando todo rastro de un momento para olvidar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.