Este señor se merece un respeto. Paul Verhoeven es uno de esos tipos sin los que no se puede entender el cine de las últimas décadas. Autor de Robocop, Instinto BásicoDesafío Total, sus fans se cuentan por millones. De hecho, incluso cintas que en su día fueron notables fracasos, ahora se han convertido en películas de culto. Si no, que le pregunten a Showgirls o Starsip Troopers.

El mundo del cine en general y el público en particular nunca ha sido todo lo respetuoso que debía con un director de semejante calibre. Como muchos estuviesen esperando para darle unas buenas bofetadas, Showgirls y Starship Troopers eran masacradas sin ningún tipo de miramiento. De hecho, a pesar de distar mucho de sus grandes películas, ninguna de las dos podía calificarse de desastre. Más minoritarias, más arriesgadas o menos acertadas, pero igualmente interesantes. En cualquier caso, era la excusa que muchos estaban esperando para masacrar a un tipo que no dejaba indiferente.

El libro negro

Afortunadamente, al contrario que muchas obras vendidas de forma mucha más digna, el buen envejecimiento de ambas cintas provoca que sus defensores estén convirtiéndose en auténticas legiones. El tiempo siempre juega a favor de los buenos.

Elle

Además de todo eso, el director todavía es capaz de sacarse de la manga joyas del calibre de El libro negro o Elle, dos de las mejores películas de los últimos años. Y es que Paul Verhoeven tiene talento a raudales, pese a que muchos se nieguen a reconocer la aportación de este descomunal director holandés al cine. Genio y figura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.