No terminó de gustarnos. Después de un más que satisfactorio periplo por la Tierra Media con la trilogía de El Señor de los Anillos, Peter Jackson volvía a acercarse al mágico mundo creado por J.R.R. Tolkien con El Hobbit. La encantadora historia de Bilbo y su comitiva de enanos debía haberse despachado con una película (no daba para más), pero el intento de rentabilizarlo todo más allá de lo razonable terminaba por causar un desastre creativo.

Efectivamente, El Hobbit no nos gustaba demasiado. Muchos eran los fans descontentos con el resultado de la trilogía. Afortunadamente, para todos ellos, hoy tenemos un documento audiovisual de esos que pueden quitarte el sueño durante muchas noches.

la versión soviética de "El Hobbit"

Nadie en La Web de la Cultura ha consumido estupefacientes: Hay una versión rusa de El Hobbit. De la relación de sus creadores con las drogas, ya no podemos prometer nada. Y es que, allá por el año 1985, la maquinaria de la Unión Soviética decidía lanzarse con una película basada en la famosa novela de Tolkien. 64 minutos con el camarada Bilbo recorriendo la madre Tierra Media. Una cosa muy loca…

El Hobbit versión soviética

El ojo experto de algún cinéfilo avezado podrá encontrar las sutiles diferencias respecto a la versión de Peter Jackson. Podéis llamarnos locos, pero la versión de El Hobbit nacida al otro lado del Telón de Acero es crema de la buena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.