Tras las últimas declaraciones de Ridley Scott los fans de terror estamos de luto. Los discretos resultados en taquilla de Alien: Covenant han llevado al director de la misma y de la estremecedora primera parte del terror extraterrestre a replantearse el seguir con la franquicia.

Recientemente ha concedido una entrevista donde tacha de agotada a la criatura de la que fue creador. Esto hace que se esté reconsiderando el realizar las dos secuelas que se tenían pensadas en un principio y que conectarían directamente con Alien, el octavo pasajero. De ello, sacamos en claro que lo único que importa en los estudios de Twenty Century Fox es que el resultado, sea de la calidad que sea, cuente con un desempeño satisfactorio en taquilla. Esto sí fue cumplido por su predecesora Prometheus, recaudando mas de 400 millones de dólares en la taquilla mundial. Es decir, casi el doble que Covenant que se tuvo que conformar con unos respetables 240 millones frente a los 97 que costó. Sin embargo ésta última, sin llegar a ser una gran película en ningún momento y siendo el resultado de juntar todos lo retales efectivos de la saga, resultaba ser un producto ciertamente interesante

Aviso de Spoilers. Alien: Covenant nos regaló algún que otro momento interesante, como el nacimiento del primer neomorfo con dos ineptas científicas espaciales para hacerle frente ( esperemos que alguien haya fregado el charco de sangre de la nave que hace que las dos se caigan de bruces) o el momento pseudoripley de la protagonista disparando a la criatura mientras se encuentra suspendida en el aire.


Sí, había alguna que otra situación inverosímil, como la fabulosa idea del capitán de asomar la cabeza en un huevo extraterrestre evidentemente peligroso inducido por un androide asesino con delirios de grandeza. Pero al menos nadie se puso a huir de una nave en plena caída siguiendo su trayectoria en línea recta (ay Charlize, menos mal que espabilaste en Fast and furious, que si no como villana lo llevabas claro).

Pues bien. Después de todos estos años tenemos claro que en el espacio nadie puede oír nuestro gritos, pero los productores de Fox sí que pueden oír nuestras súplicas para que nos den por fin la película que los fans de la franquicia llevamos tanto tiempo esperando. Y que también les quede claro una cosa: los seguidores de la saga nos contamos por millones y si el resultado es bueno, nosotros seremos los encargados de respaldar y asegurar su éxito. FIN DE LA TRANSMISIÓN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.