¿Te imaginas que existiese una película del universo Star Wars con Harrison Ford, Mark Hamill y Carrie Fisher dando vida a sus célebres personajes y que no la hubieses visto? Pues no te asombres tanto, porque puede que haya ocurrido realmente.

Después del enorme éxito cosechado con Star Wars: Una nueva esperanza, George Lucas se encontraba en la cresta de la ola. Todo el mundo hablaba de la aventura intergaláctica que había cambiado el cine, por lo que el filón se quería exprimir al máximo. Así las cosas, alguien con un buen maletín lleno de dinero debió convencer al director para ceder a sus personajes. No se entiende de otra forma la existencia de esa aberración llamada Star Wars: Holiday Special.

Star Wars: Holiday Special

Una única emisión el la CBS norteamericana y en la CTV canadiense. Ese sería el balance de una película horripilante, centrada en el viaje de Chewbacca y Han Solo a Kashyyyk, el planeta natal del wookie. La intención de ambos es la de celebrar el Life Day (algo así como la navidad peluda), pero Darth Vader se encargará de que ello no suceda. 97 minutos de infamia en una película lamentable.

Si tuviera tiempo y un martillo, buscaría y machacaría cada una de las copias existentes de esta película”, afirmaba un George Lucas al que vamos a darle un disgusto, porque aquí tenéis Star Wars: Holiday Special.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.