Esto es oro puro. Pocos se atreverán a discutir que El Padrino es una de las mejores películas de la historia del cine, por no decir la mejor. El filme de Francis Ford Coppola es absolutamente perfecto. Pueden pasar décadas o siglos, pero la cinta de 1972 sigue resultando igual de brillante. Y es que, por si no fuese suficiente con sus incontables virtudes, encima resulta que la película envejece realmente bien.

Buena parte del éxito de El Padrino fue consecuencia del excelso trabajo de su grupo de protagonistas. Marlon Brando, Al Pacino, Diane Keaton y compañía se marcaban una auténtica clase magistral de interpretación. Seguramente estemos ante el mejor reparto que ha visto el séptimo arte en más de un siglo de historia.

Ciertamente, la cosa no podía salir mal. Y es que Francis Ford Coppola trabajaba sobre un posible casting capaz de cortar la respiración al más pintado. La fotografía de su libreta personal nos permite descubrir que nombres como los de Lawrence Olivier, Dustin Hoffman o Robert De Niro estaban sobre la mesa. Nada podía salir mal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.