Volvemos a encontrarnos con la misma canción de siempre: La violencia extrema no causa problemas, pero el sexo es inaceptable. Efectivamente, en Europa no estamos acostumbrados a ese tipo de comportamientos, pero es frecuente que nos lleguen informaciones en ese sentido desde Estados Unidos o, como en esta ocasión, de China.

La forma del agua se ha convertido en centro de trabajo de los censores del gigante asiático. La cinta de Guillermo del Toro, vencedora en la última edición de los Oscar, tenía la osadía de mostrar a la inconmensurable Sally Hawkings desnuda en varias ocasiones. Había que hacer algo rápido, de modo que los abanderados de la “moral” (SAPRFT se hacen llamar por aquellos lares), decidían tomar las siguientes medidas.

La forma del agua censura

Efectivamente, Elisa ya no luce su cuerpo de la misma forma. En la escena del baño, el personaje de Sally Hawkings se da un buen homenaje, pero la masturbación de dicho instante queda cortada del metraje final. Ahí no acaba la cosa, sino que se reencuadra su plano en la bañera para que su desnudo quede fuera de plano. Pero nuestro momento favorito de todos es en el que se le añade una suerte de bañador a la actriz en su camino a la bañera. Inaceptable para la censura de China ese cuerpo femenino descubierto.

El portal SupChina no ha podido dejar pasar por alto semejante aberración. Y es que ya son muchas las voces que empiezan a levantarse en China en contra de estas actitudes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here