Hay muy poquitos actores que puedan hacer todo lo que se les venga en gana y clavarlo. Sin lugar a dudas, uno de esos es Tom Hanks. El intérprete luce a lo bestia en cualquier papel que haga, lo que le ha convertido en uno de los mejores de la historia. De hecho, los primeros años de su carrera los dedicaba a comedias absolutamente sensacionales.

Como ya habréis notado, Tom Hanks nos gusta que no es ni medio normal. Nos gusta por todos sus inmensos papeles, pero, sobre todo, por ser el niño atrapado en el cuerpo de un hombre que corría sobre un piano gigante en Big.

Junto al desaparecido Robert Logia y allá por el año 1988, el actor nos regalaba uno de los momentos más inolvidables de la historia del cine. Y es que la escena del piano de Big nos provoca un ataque de nostalgia en 3, 2,1…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.